Forpus, el loro de bolsillo

También conocido como cotorrilla celestial, el Forpus, es un ave de la familia de los papagayos lo loros pero más pequeño, de hecho, son los los más pequeño de todos y quzás por ellos, son los más habituales para criar en cautividad, también por su sencillez para criarlos.
En este artículo te contamos como cuidar uno de ellos.

Ave exótica

Este pájaro procede de Sudamérica, sobre todo de la zona de Ecuador y Perú, por consiguiente procede de zonas muy cálidas. Mas esto no supone ningún inconveniente en tanto que el forpus se amolda a la perfección a la vida en cautividad y a diferentes tiempos. En verdad, al tenerlo en cautividad lo idóneo es que esté entre los 15º C y los 20º C, sin corrientes de aire ni sol directo.

Uno de los atractivos en el momento de adquirir este loro es su plumaje, exótico y precioso. Son de un color verde muy atractivo y es muy simple distinguir a la hembra del macho puesto que este tiene la parte interior de las alas de color azul al tiempo que las hembras no lo tienen. Esto les da una enorme belleza al volar y enseñar sus alas al completo. Pueden darse forpus con otras mutaciones de diferentes colores, sobre todo azul o bien amarillo.

Un loro sencillo de cuidar

Son animales ideales para tener en un piso, puesto que, a una parte de su pequeño tamaño, son sosegados y sigilosos. Lo mejor para esta especie es tenerlos en pareja, no es bueno dejar a un forpus ‘soltero’ o bien entremezclarlo en exactamente la misma jaula con otras especies por el hecho de que se pueden regresar violentos hacia ellos, especialmente si los aprecian más enclenques.

Alimentación

La mejor alimentación de este loro es una mezcla de semillas de las que comercializan en cualquier tienda de animales como la nuestra. Y las vais a deber conjuntar con fruta y verdura eventual, aparte de algún hueso para afilarse el pico y aportarle calcio. Un consejo,  jamás debéis darle a ningún loro aguacate, puesto que contiene una substancia que les resulta tóxica.

Estos loros en miniatura son de los que menos cuidados precisan, mas si bien son simples de criar, si lo que deseas es iniciarte en este mundo es mejor que elijas loros  más fáciles y sobre todo con menos carácter que el forpus.